Noticias

OBRAMAT es una maquinaria perfectamente engrasada

Ramon Capdevila

Director de L'informatiu


El 10 de octubre de 2006, en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra, se inauguraba el primer almacén de OBRAMAT (entonces Bricomart) en España. Hoy, 17 años después, OBRAMAT cuenta con 36 puntos de venta en España con una facturación estimada que puede rondar los 2.000 millones de euros en este ejercicio.

Con estos datos en la mano, les confieso que no quería escribir demasiado acerca de las dos últimas inauguraciones de OBRAMAT en la provincia de Barcelona, concretamente en las localidades de Vilanova i la Geltrú y L’Hospitalet de Llobregat, esta última prácticamente a la entrada mismo de la ciudad de Barcelona. La ofensiva realizada por OBRAMAT tanto en España, en general, como en Catalunya en particular es, si me permiten la expresión, un desembarco sin contemplaciones, muy estudiado y de unas consecuencias imprevisibles y que pueden ser graves para los almacenes de materiales de construcción de nuestro país. 

Este discurso no es nuevo, ya lo sé. Lo he repetido muchas veces, pero lo que he visto en Vilanova i la Geltrú y L’Hospitalet de Llobregat ha sido la puesta en escena de una maquinaria perfectamente engrasada y que no tiene ninguna intención de aminorar su marcha. Y lo más grave: encuentra un terreno abonado para sus intenciones. Sin dificultad.

Algunas veces recibo llamadas de almacenes y proveedores y comentamos la situación e intentamos analizar si el sector se encuentra o no en una situación de crisis. ¿Con la facturación que tiene OBRAMAT, se imaginan la cuota de mercado que ha conseguido coger y que ya tiene controlada? El sector no se encuentra en crisis.

No sé el plan de expansión que la multinacional francesa tiene previsto y de qué manera en los próximos 10 años, pero los almacenes de materiales de construcción también tienen que conseguir en este mismo plazo de tiempo una estrategia de posicionamiento para hacer frente al nuevo orden que, sin duda, tendrá el sector de la reforma y la construcción. 

Insisto una vez más: acuerdos, alianzas, uniones…no hay otro camino. Entre todos tenemos que empezar a homogeneizar un mismo discurso para  conseguir tener una personalidad propia y ofrecer una apuesta interesante y sólida.

Compartir la noticia

VOLVER

Patrocinadores Premium

Fixcer
Kapataz
Gecol
Schluter Systems
Emac
Spit
Mapei
Molins
Tomecanic
SOPREMA