Noticias

Entrevista a Ignasi Salvador, CEO de la startup OGUN Construction Technologies,

Ignasi Salvador, CEO de la startup OGUN Construction Technologies

Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad Politécnica de Catalunya y Executive MBA por IESE Business School (Madrid), Ignasi Salvador lleva 20 años trabajando en los sectores industrial y de construcción, habiendo pasado por constructoras, y por empresas proveedoras de bienes de equipo y de materiales. Apasionado por el emprendimiento, la innovación y la digitalización, actualmente es el CEO de la startup OGUN Construction Technologies. 

“Nosotros contamos con una plataforma online de gestión colaborativa de obra que incluye también a proveedores y distribuidores”

¿Cómo nace y quién es OGUN Construction Technologies?
En el año 2015 me incorporé a Celsa Group como Director de Innovación. Obviamente una de las áreas más relevantes de mi trabajo era la transformación digital. En el 2017 surgió la idea de OGUN: una plataforma que mejorara la gestión en el mundo de la construcción mediante la conexión de los diferentes actores implicados. De todos modos, no fue hasta inicios de 2019 cuando nos decidimos junto a unos inversores privados lanzar la empresa y empezar a operar de manera totalmente independiente.

Actualmente tenemos la sede en Barcelona pues es un polo de atracción de talento muy importante en el mundo tecnológico; y estamos activos a nivel comercial en España y Reino Unido. De todos modos, los planes de expansión a medio plazo pasan por Europa y Estados Unidos, donde es más habitual encontrar ya empresas del sector construcción aportando de forma decidida por herramientas como la nuestra.

Quizás todos estos planes puedan parecer un poco acelerados, pero en realidad no lo son tanto dentro del sector builtech, que es como se llama el sector de empresas tecnológicas dentro del mundo de la construcción. Piense que en los últimos 5 años se han invertido más de 1.800 millones de dólares en empresas como la nuestra; así que los inversores ven claramente la oportunidad y se están lanzando a por ella. En nuestro caso ya hemos conseguido 2 millones de euros, y tenemos prevista una nueva ronda de financiación antes de final de año.

Y ustedes disponen de una plataforma online…
Efectivamente. Nosotros contamos con una plataforma online de gestión colaborativa de obra que incluye también a proveedores y distribuidores, y con un APP muy sencilla enfocada a compartir información de entregas entre personal de oficina y obra. El objetivo es muy sencillo: que todo el mundo sepa cuál es el estado de la obra y cuál es el estado de la cadena de suministro de materiales implicados.
Y quiero poner el foco en la sencillez de uso y en las personas porque a menudo la digitalización acaba en sistemas muy potentes, pero tan complejos de utilizar en el día a día que no acaban siendo efectivos. Las cosas tienen que ser tan intuitivas como utilizar WhatsApp o Facebook.

Mucha gente habla hoy en día de la transformación digital. ¿Nos podría aclarar exactamente en qué consiste?
La transformación digital es un proceso bastante estructurado que empieza con la captura de datos en formato digital, y termina con el desarrollo de nuevos negocios basados en nueva información generada a partir de esos datos previamente capturados. Además, es en esencia un proceso de cambio organizacional; así que es fundamental tener en cuenta el impacto sobre las diferentes personas implicadas, ya que según cómo lo enfoquemos podemos acelerar el proceso o bloquearlo completamente.

Está claro que la digitalización es el futuro del sector, pero antes de llegar tenemos que pasar por algunas fases anteriores. No podemos pretender que todo sea automático cuando todavía muchos de los procesos que hacemos todos, cada día, en nuestras empresas, están basados en registros en papel, llamadas de teléfono, etc. Antes de poder construir sistemas inteligentes que analicen los datos y nos ayuden a tomar mejores decisiones, tenemos que tener al menos esos datos registrados en una máquina. Sinceramente, siento que las ganas de transformar el sector a veces están llevando a afrontar la transformación digital por el tejado, cuando esto hay que empezarlo por abajo.

¿Y cómo se consigue?
La cadena de valor en el sector es tan larga y con tantos actores que la información no fluye como debería. Por otro lado, el contexto de trabajo y las herramientas que usan un arquitecto, un jefe de compras, un encargado, o un responsable de almacén no tienen nada que ver. Esto hace que haya demasiados puntos en los que la cadena se pueda romper.

Le pondré un ejemplo: para llegar a cobrar una factura de un cliente, cualquier almacén de materiales de construcción seguramente ha tenido que interactuar con diferentes personas dentro de esa organización: la persona que pasa el pedido, el que llama para cambiar la fecha de entrega, la persona que recepciona el material y firma el albarán, la que recibe la factura, la que la aprueba, etc. Además, muy probablemente todas estas interacciones las lleven a cabo personas diferentes dentro del almacén. Hasta aquí todo bien, pues el proceso puede ser complicado, pero seguramente exista un procedimiento más o menos claro de quién hace qué y cuáles son los documentos que lo soportan.     

Ahora bien, hay que pensar que los clientes en realidad interactúan con diferentes proveedores, y puesto que cada uno tiene su propio procedimiento, al final es muy fácil que cierta información se pierda en el camino. Y aquí es donde entramos nosotros, aportando herramientas sencillas de usar que conecten a las diferentes personas involucradas de modo que les sea más efectivo registrar y compartir la información, que seguir dependiendo del papel y las llamadas.

¿Cómo funciona el proceso creativo en una startup como OGUN?
Le pondré un ejemplo. Imagine un diseñador, un arquitecto, un programador y una persona de ventas intentado decidir qué funcionalidad debemos desarrollar dentro de 3 meses. ¿Qué puede salir de ahí? Al tener estilos muy diferentes, a veces saltan chispas, pero nadie se lo toma a nivel personal pues sabemos que es parte del proceso. Y el resultado es increíble pues la mezcla de perfiles nos ayuda a confrontar diferentes puntos de vista y siempre acabamos con una solución mucho mejor que la de cualquiera de nosotros había imaginado inicialmente.  Trabajar en un equipo con tanta diversidad es una suerte y además es muy estimulante pues siempre acabas aprendiendo cosas nuevas.

Cuéntenos cómo es el equipo y cómo están estructurados
Nuestro equipo está formado actualmente por 13 personas y la verdad es que somos un mix bastante interesante de personas con experiencias muy diferentes. ¡Tenemos 5 nacionalidades en el equipo!

¿Y su cultura empresarial?
La cultura empresarial en OGUN al ser una startup tecnológico, es probablemente muy diferente de la que se pueda ver en empresas del sector de la distribución. Piensa que todo nuestro equipo está con nosotros porque quiere, pues el sector tecnológico está creciendo mucho y no les faltan oportunidades. Nuestra cultura está basada en darle a la gente libertad para organizarse sus tareas junto con la responsabilidad que ello conlleva, fomentar que cualquier persona pueda cuestionar de forma constructiva cualquier decisión y, sobre todo, promover las ganas de aprender cada día cosas nuevas. No obstante, las preocupaciones empresariales son seguramente muy similares: escuchar y reaccionar a las necesidades de nuestros clientes, atraer y retener talento, mantener un ojo en la competencia para entender bien las dinámicas de mercado y no quedarnos atrás.

¿Finalmente, podría apuntar alguna recomendación para los distribuidores de materiales de construcción?
Tengo dos, aunque en realidad son recomendaciones para cualquiera que esté en este sector. La primera es que la transformación es inevitable y más vale ir por delante en esto. Si miran a otros sectores como el transporte, o el entretenimiento, verán cómo muchas de las empresas que no supieron adaptarse al cambio han acabado teniendo problemas. Y la segunda es que pongan al cliente en el centro de todo lo que hacen. Sé que puede sonar como un mantra, pero no hay nada más poderoso que transformar el negocio para facilitarle la vida al cliente, ya que uno de los efectos últimos de la transformación digital es que el cliente tiene mucha más capacidad para elegir lo que quiere, cómo lo quiere y cuando lo quiere.


Compartir la noticia

VOLVER

Patrocinadores Premium

Fixcer
Kapataz
LafargeHolcim
Gecol
Grupo Greco Gres
Schluter Systems
Emac
Spit
Mapei
Propamsa
Tomecanic
CEYS
Soprema