Noticias

ORIOL AMAT - “Medidas económicas y empresariales en tiempo de coronavirus”

Las crisis económicas normalmente se producen a causa de una burbuja especulativa, como ocurrió en 2008 o en 1929. Pero, en algunas ocasiones, se producen por un hecho inesperado como puede ser el coronavirus o la gripe española de 1917.

Una vez estalla la crisis económica, es imprescindible actuar de manera rápida y contundente rescatando la economía para evitar una espiral de cierres de empresas y de incremento del paro. En estos casos, el papel del Gobierno es fundamental y para evitar males mayores es preciso que los gobiernos:

· Subvencionen de manera inmediata y a fondo perdido las empresas afectadas (sobre todo pymes y autónomos) y las personas más vulnerables. En parte, esto ya se está realizando con los ERTES, pero se necesitan muchas más ayudas y para muchas más personas.

· También hace falta que las ayudas de liquidez (préstamos y avales) lleguen rápidamente y sin demasiada burocracia. Los préstamos ICO, por ejemplo, van en esta dirección, pero se necesitan más fondos y más rapidez.

Si esto se hace sin perder tiempo, la economía puede recuperarse más rápidamente. Si no se toman estas medidas, puede pasar como en el año 2008 en el que paro pasó del 8% de 2007 al 26% de 2013. Estas medidas, sin duda, incrementan la deuda pública. Por lo tanto, hay que recuperarlo mejorando la eficiencia de la Administración. Y como esto no será suficiente, habrá que subir los impuestos, pero es un mal menor comparado con lo que se pierde si no se actúa de manera contundente. Más vale rescatar la economía durante un periodo corto que no pagar subsidios durante muchos años. Si las autoridades lo hacen bien, aprenden de las mejores prácticas internacionales; y rescatan la economía durante unos meses, la crisis económica será menos profunda y más corta.

Y desde el punto de vista de las empresas hay medidas que pueden ayudar a amortiguar la caída:

· Priorizar la salud y el bienestar de trabajadores y clientes. Si en momentos difíciles se apuesta por el equipo humano, se puede conseguir más compromiso a largo plazo. Hay que asegurar que el equipo está motivado y preparado para los cambios que se pueden producir. En situaciones de crisis, más que nunca, las empresas tienen que priorizar las medidas para la retención del talento.

· Asegurar la liquidez renegociando los plazos de pago y contratando líneas de crédito bancario, siendo aconsejable que, en este caso, los fondos propios estén en torno a un 40% de todo el balance. En algunos casos, quizás, habrá que anticipar el pago a los proveedores para evitar un posible cierre.

· Asegurar los suministros diversificando los proveedores.

· Revisar la cadena de suministro para asegurar que los almacenes, los aprovisionamientos, la logística, la comercialización y la administración pueden seguir funcionando en entornos de crisis.

· Si hay confinamientos, hay que reorganizar los procesos para poder trabajar en remoto y poder ofrecer más y mejores servicios online a los clientes.

También hay medidas para aprovechar las oportunidades del momento:

· Si se dispone de liquidez que no se necesitará en los próximos años, puede ser un buen momento para hacer compras de acciones, de inmuebles u otros bienes. Por ejemplo, hay inmuebles y acciones de empresas sólidas y de sectores con futuro que bajan más allá de lo que sería razonable. 

· También se pueden hacer buenas adquisiciones de empresas para potenciar el crecimiento. 

· Aprovechar los precios bajos para comprar productos o servicios que se necesitarán más adelante.

· Se puede apostar por nuevas líneas de negocio, innovando con productos o servicios que satisfacen nuevas necesidades.

· Si ya se dispone de servicios online se puede aumentar su promoción para incrementar los ingresos. Por poner un ejemplo, podemos recordar el caso de la empresa china de cosméticos Lin Qingxuan que el pasado mes de enero y febrero se vio obligada a cerrar el 40% de sus tiendas durante la crisis del coronavirus, incluidas todas las de Wuhan. Una de las medidas que tomó fue reconvertir a más de 100 asesores de belleza de les tiendas cerradas en influencers en las redes sociales como WeChat para impulsar las ventas online. El resultado fue un fuerte aumento de las ventas. Así en Wuhan, con las tiendas cerradas las ventas lograron un crecimiento del 200% en comparación con las ventas del año anterior. Y varias cadenas de restaurantes han compensado el cierre con el lanzamiento de nuevos productos para vender online y así aprovechan el aumento de la demanda de este segmento. En nuestro país, hay empresas que ante la caída de la demanda de sus productos se han puesto a producir o comercializar productos que ahora tienen mucha demanda (mascarillas, respiradores, etc.).

· Se pueden descubrir nuevas formas de funcionar más sostenibles (teletrabajo...).

Otro factor que puede ser determinante para salir antes de una crisis es la solidaridad en todas direcciones. Esto quiere decir con el equipo humano que hay en la empresa y con el resto de partes interesadas (clientes, proveedores, accionistas, sociedad...) y con cualquier persona a la que podemos ayudar. Y cuando la crisis pasa, hay que aprender las lecciones de los errores de evaluación de los riesgos, de planificación y de gestión de la crisis. Y trabajar más por el bienestar global, fortaleciendo el sistema sanitario, la ciencia... y cuidando más las personas y el planeta.

Compartir la noticia

VOLVER

Patrocinadores Premium

Fixcer
Kapataz
LafargeHolcim
Gecol
Grupo Greco Gres
Schluter Systems
Emac
Spit
Mapei
Propamsa
Tomecanic
CEYS
Soprema
Rockwool